MIEDO

Oscar Bendicho

032

Aparece un miedo básico que tiene que ver con la continua ocultación. Personas que pasan todos los días de su vida temiendo que la gente de su alrededor se den cuenta de lo que es, viven en un continuo estado de tensión por el miedo a ser pillado.
Si tenemos en cuenta que algunas personas homosexuales dedican gran parte de su energía a que no se les note, podemos imaginar el terror que supone el ser calificado como tal.

Este autocontrol (que suele tener su origen en edades tempranas) se va consolidando según la persona va dándose cuenta del rechazo que supone ser gay se va convirtiendo, poco a poco, en una forma de estar en el mundo; un modo de estar que hace que cualquier situación que suponga una falta de control, un grado de espontaneidad, asuste.
El miedo se va pegando a la piel y la angustia se convierte en una sensación habitual.

Esta angustia va unida a la necesidad del control, es la emoción que acompaña a la falta de espontaneidad.
Cualquier grado de naturalidad lleva unida la posibilidad de que los otros se den cuenta y para evitar esto la rigidez invade el cuerpo.
Esta rigidez tiene un carácter emocional que se refleja también en el cuerpo y viceversa; el control de las emociones se acompaña de tensión corporal y esta tensión impide el flujo de lo que la persona siente.

Con el tiempo este miedo se va generalizando a todas las situaciones de la vida y se convierte en una forma de estar en el mundo, todo asusta.

Un pensamiento en “MIEDO

  1. Pingback: TERAPIA INDIVIDUAL | psicoterapia para gays

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s